Biblioteca
Centros de estudio
Programas especiales
Licenciaturas y posgrados
Publicaciones
 

Historia
Autoridades
Profesores eméritos
Comisión dictaminadora
Consejo Académico
Cátedras
Premios y distinciones
Informes de actividades
Fortalecimiento de la transparencia
Estatuto orgánico
Galería de fotografías
Fotografía satelital
Archivo histórico
Directorio

 


Breve Historia de El Colegio de México*

Para conocer los orígenes de El Colegio de México es necesario referirse a La Casa de España en México (1938-1940). Germen de El Colegio de México, refugio de intelectuales españoles republicanos, origen y logro de grandes obras académicas, renovadora de la cultura mexicana, por derecho propio ocupa un lugar eminente en el desarrollo científico de México. En marzo de 1939, el presidente Lázaro Cárdenas nombró a Alfonso Reyes presidente de La Casa de España y de su patronato. Este patronato quedó definitivamente formado por Eduardo Villaseñor, subsecretario de Hacienda, en representación del Gobierno; Gustavo Baz, rector de la Universidad Nacional; Enrique Arreguín, en nombre de la Secretaría de Educación Pública, y Daniel Cosío Villegas, como secretario del patronato y de La Casa, y segundo de a bordo.
 

    Los fundadores pusieron los sólidos cimientos sobre los cuales, a partir de octubre de 1940, se pudo edificar El Colegio de México. En primer lugar, Alfonso Reyes, quien, durante casi veinte años, hasta su muerte el 27 de diciembre de 1959, presidió de manera ininterrumpida e incansable esta gran obra cultural y académica; Reyes le dedicó el tiempo y la pasión que le hurtaba a la creación literaria: dos amores vividos con una misma devoción. También fue decisivo el apoyo inteligente y enérgico de Daniel Cosío Villegas, secretario de El Colegio durante sus primeros años. Aunque desde 1948 la presencia de Cosío en la institución fue intermitente, pues compartió su enorme vitalidad y energía con varias otras actividades culturales y políticas, su influencia en El Colegio de México se intensificó durante un lustro, primero como director (1958-1959) y luego, a la muerte de Reyes, desde enero de 1960 hasta enero de 1963, como segundo presidente.

    Silvio Zavala, tercer presidente de El Colegio de 1963 a 1966, durante muchos años fue miembro de aquel primer Colegio y, por derecho propio, debe ser considerado un fundador, pues en 1941 creó el Centro de Estudios Históricos, el más antiguo de esta institución. Durante sus breves años como presidente de El Colegio, Silvio Zavala dio continuidad a los planes trazados por Cosío Villegas para crear otros centros y ampliar la planta física.

    En la reunión de la Junta de Gobierno el 16 de enero de 1961 se pidió la modificación del Acta Constitutiva de El Colegio para incorporar la fracción f al artículo 1° para agregar a sus objetivos el impartir enseñanzas a nivel universitario, post- profesional o especiales, en las ramas de conocimientos humanísticos y de las ciencias sociales y políticas, creando los órganos apropiados a la realización de estos fines y otorgando los diplomas, títulos y grados correspondientes, de acuerdo con los planes y programas de estudios de la institución que se aprueben.

    Víctor L. Urquidi presidió El Colegio desde 1966 hasta 1985. También él conoció el primer Colegio, en cuyo Centro de Estudios Sociales participó entre 1943 y 1946 como profesor. Más tarde, alentado por Cosío, fue responsable directo de la creación en 1964 del Centro de Estudios Económicos y Demográficos. Durante sus años como presidente fomentó el desarrollo de otros centros: el de Estudios Sociológicos, el de Economía, desvinculado ya de la demografía, y la creación de un nuevo Centro de Estudios Demográficos y de Desarrollo Urbano; también impulsó programas de investigación dedicados a temas vinculados con la realidad nacional. Al mismo tiempo, aunque sus intereses personales eran los estudios económicos y de población, Urquidi jamás dio la espalda a otra disciplinas humanísticas y sociales y continuó apoyando con energía a los otros Centros ya establecidos.

    En 1976 El Colegio cambió de casa a un hermoso edificio en el cual reside actualmente. Desde entonces se ha incrementado su planta docente y administrativa de manera gradual, así como el número de investigadores y de becarios. Asimismo se ha continuado con su prestigiado programa de publicaciones. En 1978 se aprobó un Reglamento general que guió las actividades de la institución durante más de veinte años. En diciembre de 2002 se aprobó el Estatuto Orgánico, que se puede consultar en la página WWW de El Colegio.

     Mario Ojeda fue nombrado presidente de El Colegio de México el 20 de septiembre de 1985 y ejerció este cargo hasta el año de 1995. Miembro fundador del Centro de Estudios Internacionales, supervisó el funcionamiento de El Colegio  de México y sus diversos centros con equilibrio y amabilidad. Le tocó una época difícil en términos de la economía nacional y la política nacional. Durante su gestión se hicieron importantes mejoras a la institución incluyendo la construcción del quinto nivel de oficinas, salones  y seminarios.

     Andrés Lira fue nombrado presidente de El Colegio de México en 1995, ocupando el cargo hasta septiembre de 2005. Durante su gestión, en 1998, se obtuvo la autonomía institucional; se puso en marcha El Consejo Académico -desde 2003- y se lograron importantes mejoras a la infraestructura del edificio, biblioteca y servicios generales. Asimismo durante su gestin se inauguran nuevos programas académicos.

    Javier Garciadiego Dantán es el actual Presidente de El Colegio de México desde el 20 de septiembre de 2005 hasta el 19 de septiembre de 2010.

2006© El Colegio de México, A.C